Fundación AVAN
Ayudados a Ayudar

ACV - Avances

02 Oct 10 - 07:34

Ultimos avances médicos sobre Accidente Cerebro Vascular (ACV)

25-sep-2010 Mayra Cabrera

Cerebro - MorgueFileCerebro - MorgueFile

 

El Accidente Cerebro Vascular o ACV, es un evento de naturaleza tal y que aparentemente actúa de forma silenciosa e inesperada que, cuando sobreviene el ataque, este es devastador, ya que hay una pérdida de la función cerebral, coma e incluso la muerte. Si bien intervienen factores tales como la edad, estilo de vida y salud de la persona que lo ha padecido, también tiene que ver el sitio del cerebro que se haya dañado.

En el caso de sobrevivir por más de 24 horas o más de una semana a un ataque así, el cual es paralizante, se observan las secuelas del mismo como son la bronconeumonía y ataques cardiacos.

Tipos de ACV

Están el ACV isquémico y el hemorrágico, y básicamente la diferencia entre ambos estriba en que el primero, cuando es transitorio (pérdida parcial del lenguaje, disfunciones motoras, confusión, entre otras), el paciente puede recuperarse en semanas e incluso días y no suele haber necrosis del tejido cerebral, a menos que se encuentre en la etapa denominada ictus progresivo, que llevaría a una involución del paciente. En el caso del segundo, su avance es más complejo, ya que existe una ruptura vascular, la llamada hemorragia cerebral, a nivel de los ganglios basales, del tronco encefálico o incluso otras partes intracraneales como el espacio subaracnoideo o la duramadre.

Detección del ACV

Cuando se sospecha que hay un ACV, se debe realizar en el paciente una exploración general, evaluación neurológica, análisis clínicos y prescribir reposo absoluto; esto permite hacer un diagnóstico rápido y así derivar al paciente al área de neurología, sobre todo cuando los síntomas se presentan de súbito. Aún cuando haya una evaluación favorable del paciente, no hay que pasar por alto síntomas tales como dolores de cabeza, hipertensión, vómito, vértigo y dolor. Desafortunadamente en muchos casos los síntomas no son tan obvios y pueden desarrollarse conforme pasen las horas. Hay que mencionar que la resonancia magnética es muy útil, sobre todo en el caso de posibles hemorragias.

VAS2870: medicamento promisorio para evitar el daño cerebral

Acaba de salir un medicamento que consiste en bloquear la actividad de la enzima responsable de que el daño cerebral se extienda. Dicha enzima, llamada NOX4, es producida por el gen del mismo nombre, que al suprimirse ya no la produce, así que el daño sufrido por los pacientes que recién sufren ACV es mucho menor que aquellos que poseen el gen.

Este medicamento se llama VAS2870 y es producido por la farmacéutica alemana Vasopharm. Tiene las ventajas de que además de reducir el daño producido por el ataque, puede funcionar bastante bien incluso horas después de haberlo sufrido. Además, también cuentan con otro producto llamado VAS203, el cual interactúa en el sitio de unión de BH4 (tetrahidrobiopterina, la cual juega un papel fundamental en la biosíntesis de monóxido de nitrógeno y neurotransmisores) de la enzima y es también un potencial medicamento para el tratamiento de daño cerebral. Por otra parte, los laboratorios Enzo Life Sciences manejan este producto, pero es para investigación médica, no para uso humano.

La nicotina, la más adictiva de todas las drogas

El papel del gen NOX4

Ahora bien, si dicho gen es digamos responsable del daño derivado al ocurrir un ACV, ¿cuál es su función dentro de nuestro cuerpo? El NOX4 actúa como un sensor de oxígeno y cataliza la reducción de oxígeno molecular a otros tipos de oxígeno, en este caso, H2O2, y estaría implicado en funciones biológicas de otros órganos incluyendo señal transduccional, diferenciación celular y crecimiento celular de tumores. Con todo, los científicos de la compañía alemana señalan que aún bloqueando la actividad de este gen, no se producen alteraciones en el funcionamiento de otros órganos como los riñones o incluso el corazón.

Otras aplicaciones

También se ha descubierto que el bloqueo de esta enzima oxidativa podría ayudar en enfermedades tales como la fibrosis pulmonar e incluso en el tratamiento del Alzheimer, mal de Parkinson o algunos tipos de cáncer.

Si bien existen factores potenciales de riesgo para padecer un ACV, tales como hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, cardiopatías, obesidad, tabaquismo, pertenecer al género masculino, alcoholismo, drogadicción, antecedentes familiares con ACV, enfermedades renales, cáncer, edad avanzada, entre otras, parte de ellas están relacionadas con hábitos alimenticios y estilos de vida poco sanos que, si se modifican, pueden con mucho disminuir la posibilidad de padecer un ACV. Con todo, aún en el caso de que una mezcla de factores ocasionara un episodio de esta naturaleza, es una gran noticia saber que ya existen medicamentos eficaces como el VAS2870 que ayudan a disminuir considerablemente las secuelas de un ataque tal.

 

Copyright del artículo: Mayra Cabrera

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2014 Fundación AVAN